• Colombia
  • Última actualización 2020-10-19 14:54:00
  • El cazador Novato, cantautor natural del departamento de Arauca, Colombia.

    Plegaria Humana

    Rafael Martínez Arteaga


    Virgencita de Manare llévale a Dios mis plegarias
    para que vuelva la paz a la tierras colombianas
    que termine la violencia al silenciarse las armas
    
    Señor... ¿tú haces llover verdad?
    para que beban los buenos y los malos
    no dejen que nos vendan más el agua
    ni dejes que nos cobren más la luz
    devuélvenos la luz de la esperanza
    que me toque comprar el pan que como
    y el duro lecho que mi cuerpo abarca
    y al fin mis manos trabajan con paciencia
    como un deber sagrado señor...
    y no con rabia.
    Tú multiplicaste el pan señor
    porque no alcanza
    seres humanos se acuestan sin comer
    mientras la noche taciturna avanza
    y a otros le sobra el pan señor...
    lo despedazan lo botan lo malgastan
    miles de niños que duermen en las calles
    por falta de un hogar y una cama
    y en casa del ministro vive un perro
    que tiene colcha cabecera y sabana
    y los niños arropados con el manto
    de amargo llanto de una infancia abandonada
    y recogiendo en su frágil cuerpo
    las satánicas ignotas e impactado de una bala
    amaos los unos a los otros dijiste tu señor
    y nadie se ama
    se burlan del anciano paralítico
    del parapléjico mendigo y la anciana
    y el humilde guahibo que fue al pueblo
    lo matan sin piedad en la sabana
    nada importa señor que el siempre lleva
    ondiando la bandera de su raza
    el patrón le roba su jornal 
    lo humilla lo maltrata y no le paga.
    Y la política señor por otra parte
    es una cosa de la mas precaria
    al pueblo los arrean como cochino
    y nos ofrecen la reforma agraria
    pero después que llegan al poder
    hasta nos quitan el uso a la palabra
    reuniones más reuniones del partido
    a medio día de tarde en la mañana
    y ellos como fieros tiburones 
    van devorando lo que el pueblo gana.
    Y la mujer que es la delicia de la vida
    se tiene como objeto de subasta
    su castidad, su amor y sus caricias
    esos son los vueltos de la plata
    se condena al inocente sin piedad
    y al malhechor se le cobija y tapa.
    Señor... un día volviste a Lázaro 
    a la vida sin procurar que nadie le pagara
    porque nos cobran tan caro una receta
    que unas veces nos mata y otras nos sana
    porque se muere el pobre sin remedio
    siendo que tú sanabas con palabras
    y a eso se debe, Señor, ese criterio
    que hace que lance mi plegaria humana,
    ayúdame Señor a todo el mundo
    has que la fe con el amor renazca
    porque limpiando, Señor, a la conciencias
    y no permita Señor esas fronteras
    donde los hombres se compran con medallas
    que se regalan la cruz de Boyacá
    la de negro primero y de Miranda
    banderas rojas negras colorá 
    siempre Juan Bimba es el que paga.
    Ayúdame señor los pobres indios
    esos que habitan los montes de mi Arauca
    los que viven allá en el Orinoco
    que se quedaron sin tierras y sin casa
    por tu santa palabra tu obra maestro
    seguirás semillando sobre el alma
    y tu no puedes tener oídos sordos
    ni dejar en el olvido a quien te llama.


Lucerito Llanero
Juan de los Santos Contreras - El Carrao de Palmarito

Que puedo hacer sin ti
Armando Martínez

Compartir esta publicación